Contactanos! Carlos Calvo 922, Ciudad de Buenos Aires. Tel: (5411) 4300-2468 administracion@jesusmariasvp.com.ar

ninicial
nprimario
nsecundaria

Taller para padres

IMG-20140904-WA0005

Cada grupo participó en un encuentro donde pudimos reflexionar sobre la necesidad de la puesta de límites como motor constitutivo de la personalidad. Les dejamos algunas ideas claves compartidas en cada taller.

Olga Oro es Miembro del comité ejecutivo de la Fundación Argentina de Logoterapia “Victor E. Frankl”, Licenciada en Gestión educativa y profesora en Filosofía. Agradecemos su  disponibilidad, calidad profesional y calidez personal. ¡Un placer tenerla entre nosotros!

 

 

 

 “Limites que contienen"

  • Las personas aprenden por modelos, el modo como nos han puesto límites condiciona el modo de entenderlos y de ponerlos.
  • Hay modelos que partiendo de metas y valores proponen límites como sostén para ambos; otros modelos sostienen la improvisación, seguir los deseos  del momento, sin límites externos ni internos. Ambos modelos conviven hoy. Al poner límites definimos los que cosas y personas, cómo son,  hasta dónde llegan, cuáles son sus posibilidades (y cuáles no).
  • Por lo tanto, los límites ORIENTAN en el proceso de configuración o armado de la personalidad.
  • La personalidad total reúne herencia, aprendizajes y fundamentalmente DECISIONES en torno a: Proyecto de Vida centrado en a valores, cómo negociar con el propio carácter y con la realidad.
  • Poner límites es parte esencial del proceso educativo y responsabilidad para quienes se comprometen con él.
  • Tanto la ausencia de límites como el exceso generan personalidades inseguras, inestables o violentas.
  • La VOLUNTAD es una capacidad educable, implica poder inhibir impulsos, deliberar, elegir y actuar.
  • No todos los deseos deben, pueden ser satisfechos; de ahí la importancia de priorizar, soportar esfuerzos y hacer sacrificios.
  • Hoy es difícil poner límites por cuatro motivos: hay ausencia de sentido de vida y compromiso con valores, no se conoce realmente al otro (ni sus posibilidades), se teme "marcar" negativamente, y se teme el rechazo afectivo (no ser querido).
  • Cómo poner límites: estableciendo valores y normas claros de antemano, diciendo qué debe hacerse, aplicarlos con firmeza (animarse a ser "autoridad" real) y calidez, controlar las emociones, señalar las consecuencias negativas de los actos, castigando -sólo cuando es necesario- si se trasgreden valores y normas.
  • El DIALOGO es esencial para sostener la tarea formativa y la puesta de límites.

A pesar de la liquidez del mundo actual, si se tiene un sentido profundo de la vida y valores trascendentes, es posible sostener límites y colaborar con ello en el moldeado de una personalidad sólida que pueda alcanzar la plenitud o Felicidad.

Lic. Olga R. Oro
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

taller

Instituto Jesús María de San Vicente de Paul - Copyright © 2017. Todos los derechos reservados.